Café Irlandés: La Receta Perfecta para Hacerlo (2020)

El Café Irlandés tradicional es una vistosa y popular presentación en el barismo del café. Parece un postre, pero no lo es.

Es una bebida que, en su momento, fue creada para aliviar el frío y el cansancio de viajeros frustrados. Con ingredientes ideales para relajar, energizar y consentir el paladar e invitarlos a seguir el camino.

Atractiva y deliciosa bebida de café con whisky, que combina el calor, el frío, lo dulce, lo salado, el fuerte metálico del alcohol con los matices del café espresso.

Para saber más, te contaré su origen, anécdotas, la receta, su preparación y alguna que otra variación para disfrutar al máximo del café irlandés.

Copa-cafe-irlandes-original-Foynes-Cafemalist

Origen e historia del café irlandés

Como casi todos los relatos de cosas buenas, el origen de café irlandés es disputado entre diferentes versiones.

Joe Sheridan en Foynes

En los años cuarenta (hay quienes mencionan específicamente 1943), un grupo de pasajeros del vuelo con destino Nueva York de Pan Am (que fuera una importante aerolínea norteamericana), regresó al aeropuerto de Shannon en Irlanda.

Aun cuando llevaba realizado la mitad del recorrido. Esto motivado al mal tiempo.

Los viajeros preocupados, cansados y con frío ingresaron al restaurante de la terminal de Foynes, donde esperarían hasta retomar su viaje.

Por tanto, recibirían una atención especial en manos del chef Joe Sheridan, encargado del local. Quien de inmediato se le ocurrió agregar un toque de auténtico whiskey irlandés al café, servir en una copa de tallo corto y coronar con una capa de crema batida.

La bebida despertó tal satisfacción que uno de los viajeros le consultó si se trataba de café brasileño. A lo que Sheridan respondió: “No, ¡es café irlandés!»

Joe Jackson en Donegal

En esta versión no hay un hecho en especial que dé origen a la creación de la bebida. Tan solo que, a principios de los años cincuenta, Joe Jackson inventó la bebida, como parte del menú del hotel Ulster de su propiedad.

Inspirado en un remedio típico de la guerra, que consistía en una mezcla de café y ron, utilizado para recobrar calor durante las bajas temperaturas

Teeling Whiskey

La popular marca de whiskey irlandés Teeling Whiskey desmiente las versiones anteriores. Adjudicándole un origen aún más antiguo, durante los años treinta. En manos de Michael Nugent, propietario de un local de bebidas en el hotel Dolphin ubicado en Dublín.

¿A ti, cuál historia te convence más?

Lo importante, es que las todas utilizan cuatro ingredientes básicos que lleva el café irlandés: azúcar, whiskey, café y crema batida, con el mismo resultado: una bebida reconfortante.

A continuación, te contaré cómo se hace un café irlandés tradicional y algunas variantes.

cafe-irlandes-original-Foynes-preparacion-Cafemalist

Recetas: ¿Cómo hacer un café irlandés?

Es muy sencillo de preparar, sin embargo, existen variantes que puede afectar el sabor y la forma de degustar.

Existe la versión de Sheridan con dos capas: café y crema batida. Mientras otras en las que se distinguen tres capas: whiskey, café y crema batida.

A la hora de degustar unos recomiendan mezclar todo con una cuchara.

Mientras los más conservadores, sugieren disfrutar del paso del café y el whiskey a través de la crema.

Para su preparación original, tal como lo legó Joe Sheridan en Foynes, necesitas lo siguiente:

Ingredientes

  • 1 cucharadita de azúcar moreno
  • 120 ml de café espresso fresco
  • 45 ml de whiskey irlandés
  • 4 cucharadas de crema batida

También necesitas:

  • Una taza o copa de café irlandés de aproximadamente 180 ml
  • Una cuchara para remover

 vaso-cafe-irlandes_freepik-cafemalist

Preparación

Cabe recomendar dos precisiones sobre el tipo de café y la crema batida a utilizar.

El café debe ser espresso de sabor fuerte y con cuerpo.

La crema batida debe estar fría, fluida más no montada.

Ahora sí, el paso a paso:

  1. Precalentar la copa de café irlandés, agregando agua caliente durante pocos segundos. Luego, retire el agua.
  2. Agregar el azúcar moreno con el whiskey y mezclar bien. No debe quedar residuos de azúcar granulado.
  3. Agregar el café espresso hasta completar un centímetro antes del borde de la copa.
  4. Verter la crema batida ayudado con el dorso de una cuchara para lograr que flote sobre el café.

Y ¡Sláinte! A disfrutar tu propio café irlandés.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Deja un comentario

Tu dosis de café mensual

Suscribite a la newsletter

Y comienza a aprender todo sobre el café que tanto amamos. 

No hacemos spam. Solo contenido de valor.