¿Qué es un café americano y cómo hacerlo bien? (2021)

¿Qué es un café americano y cómo hacerlo bien (2021)

El café americano ha sido erróneamente catalogado como un espresso aguado. De hecho, hay quienes lo discriminan como una de las preparaciones menos agraciadas del café.

Sin embargo, esto no es así.

En este artículo me dedico contarte sobre el origen del café americano, qué es y las diferentes formas de prepararlo. Pues, estoy dispuesto a enaltecer esta popular forma de preparar café. Sigue leyendo y aprende a disfrutarlo.

Que-es-un-cafe-americano-y-como-hacerlo-bien-cafemalist

¿Qué es un café americano?

El café americano es un modo de preparar café inventado en Italia, diluyendo con agua un café espresso. Por tanto, es de sabor más suave, pero a la vez muy diferente al café filtrado.

La anécdota data de los años 40, cuando durante la Segunda Guerra Mundial los soldados norteamericanos llegaron a Europa, puntualmente a Italia y al pedir café les sirvieron café espresso.

Es decir, una preparación concentrada servida en taza pequeña, muy diferente a lo que estaban acostumbrados, pues mayormente consumen café filtrado.

Entonces, para complacer el gusto de los soldados, les sirvieron en tazas más grandes y le agregaron agua caliente al café. De allí surge la denominación “americano”, al café servido en taza grande de 120 o más mililitros y de infusión menos fuerte.

En general, al pedir un café americano en una cafetería, sencillamente pueden prepararlo agregando le agua a un espresso. Como también, pueden servir la taza de espresso junto a una jarrita con agua caliente para que agregues a tu gusto

Más no es así como preparan el café en Norteamérica. Popularmente allí consumen el café filtrado, de vertido o goteo. El cual es una infusión más limpia, clara, menos ácida y con matices más acentuados.

Mientras que el café americano mantiene los matices, la acidez y amargo tan característicos del café espresso, pero menos concentrado.

¿Cómo hacer un café americano?

Receta como tal no hay una. Entre baristas se han derivado diferentes maneras de prepararlo. Pues, aunque no lo creas, el orden de los ingredientes si altera al café. Veamos.

Algunos especialistas recomiendan aplicar proporción 1:2 de espresso y agua. Aunque esto depende mucho de la intensidad del espresso.

Agregando agua al café

Hay quienes proponen preparar el espresso y luego agregar agua que no supere una temperatura de 75 °C. Notarás que esta sencilla preparación rompe la textura o cuerpo al agregar el agua, quedando con aspecto aguado. Sin embargo, si respetas las medidas 1:2 no debe quedar bajo de sabor.

Vertiendo café al agua

Otra forma de preparar es al preparar el espresso con la máquina, dejar caer la infusión en la taza ya con el agua servida. Notarás que el agua recibirá la crema del café como una tinta, sin variar su cuerpo, a menos que lo mezcles con una cuchara.  Queda mucho mejor presentado y con aspecto consistente.

Manejando la infusión

Se trata de utilizar la máquina espresso para obtener un café americano. Al utilizar la porta café doble, pero agregando una sola porción de café molido y dejar infusionar hasta completar una taza grande. Obtienes un café con sabor suave a espresso.

 Que-es-un-cafe-americano-espresso-cafemalist

Diferencias entre café americano y espresso

La principal diferencia entre el café americano y el espresso radica en los métodos de preparación.

El café espresso es preparado en bajo efectos de presión y temperatura, que logran extraer fuertes y densos matices de sabor, color y textura. De hecho, la crema de espresso es la base para la preparación de otras recetas como capuchino, lattes, entre otros.

Para su preparación recomiendo utilizar café con matices dulces y achocolatados provenientes de Colombia o Brasil.

El café americano es un café espresso diluido con agua en medidas 1:2 a 1:1. Digamos que mantiene el perfil de sabores en menor escala. Por lo tanto, es de sabor más ácido y amargo que un café filtrado.

El café filtrado o a la americana (como lo preparan popularmente en la región) es café infusionado en cafetera por goteo o vertido, como la Chemex o la V60 de muy agradable experiencia al gusto.

Para esta forma de preparar aprovecha los granos de un buen lavado de Kenia, Etiopía, con más matices de frutas y florales.

Finalmente, te recuerdo que la mejor experiencia de los buenos amantes del café americano se gana utilizando café fresco, con variaciones en tiempos y temperaturas, hasta lograr tu propio perfil de extracción.  De paso, me dejas tu propia receta en el comentario y la compartes en las redes sociales.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Deja un comentario

Tu dosis de café mensual

Suscribite a la newsletter

Y comienza a aprender todo sobre el café que tanto amamos. 

No hacemos spam. Solo contenido de valor.